ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

23 de septiembre de 2016

Acta Pública Por: Claudia Rodríguez

Por: Claudia Rodríguez

El SAT complaciente
Habría que hacer una cita vía Internet para alguna de las oficinas regionales del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en donde la atención no es del todo eficaz, ni eficiente, ni mucho menos cálida como se publicita para hacernos pensar que pagar impuestos es lo más dulce del mundo.
La visita al SAT, regresando al punto, sería para pedir explicaciones de porqué o cómo, a no pocos de los grandes contribuyentes de este país, se les condonan deudas millonarias en impuestos, mientras que uno como pequeño contribuyente con mucho trabajo y a veces dejando de atender las urgencias económicas personales y de la familia, cumple con sus obligaciones fiscales.  Y qué decir de los trabajadores que por nómina se les aplica mes a mes el descuento en el rubro de impuestos que resta a sus percepciones brutas.
No se trata de no pagar estos gravámenes.  Sino de que el asunto sea parejo y más cuando nuestras arcas nacionales requieren capital y no fugas.
Las condonaciones del órgano recaudador sólo para el 2015 en el orden de personas morales ascienden a los 15 mil millones de pesos.
Es de terror, como casi todo lo que ya sucede en este país, el hecho de que por ejemplo entre estos “contribuyentes” –léase muy entre comillas lo de contribuyentes— se encuentre por ejemplo la llamada empresa de construcción y de desarrollo de vivienda social Geo que ha salido a la luz no sólo por sus malos manejos financieros, sino también por defraudar año tras año con viviendas defectuosas, inhabitables, a miles y miles de mexicanos en diferentes estados del país, sexenio tras sexenio.
También está en esta lista de superprivilegiados del SAT, Volkswagen de México, misma que el año pasado tuvo serios problemas de liquidez por el asunto del software truqueado en cuanto emisiones contaminantes.
Listar y listar favoritos del órgano recaudador nacional, no es la salida.  Lo que requerimos millones de contribuyentes es que el SAT recupere ese capital y se pongan a trabajar para los mexicanos de a pie, esos impuestos o mínimo, que sirvan para pagar la multimillonaria deuda nacional.
 Acta Divina… Obligatorio, pagar impuestos: Luis Videgaray, ex secretario de Hacienda.

 Para advertir… Cuánta vileza a costa del mexicano cada vez más empobrecido.