ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

21 de febrero de 2017

LECTURA POLÍTICA

LECTURA POLÍTICA
Noé Mondragón Norato

Sofío, David y Armando: quemados por el gasolinazo
Sin tener un origen ciudadano e independiente, sino ser beneficiarios de personajes, coyunturas y grupos de poder, laambición los hace hoy venderse así. El punto es que ya se les está acabando el poder que aun disfrutan. Tiene, como todo, fecha de caducidad. Pero se niegan a percibirse fuera de esa generosa rueda, la cual les ha permitido alcanzar niveles de vida inimaginables para ellos. Y como el poder es adictivo como las drogas o el alcohol, no quieren soltarlo. Se trata de tres personajes que pese a no percibirlo –porque no les conviene-, ya deflagraron. No tienen de donde asirse. Más que de la sociedad civil que de algún modo, los repudia. Hay que ubicarlos.
PODER ACABADO.- Son tres personajes que ya están cerrando su ciclo político. Obteniendo magros resultados. Como muchos personajes en la función pública, llegaron para saquear las arcas gubernamentales. Basta con leer una parte de su depredadora historia: 1.- En abril de 2006, la AGE filtró que 10 ex alcaldes no habían solventado sus cuentas públicas. El actual senador perredista-priísta, Sofío Ramírez Hernández, debía 6 millones de pesos. En ese tiempo era diputado local, gracias a la “generosa mano” del ex gobernador Ángel Aguirre. No existían las redes sociales que lo balconearan. El punto es que Sofío no entendió que debía renovarse. Y siguió con las mismas prácticas políticas del pasado. La AGE nunca confirmó que Sofío solventara esos 6 millones de pesos. Porque el titular de ese órgano fiscalizador, Ignacio Rendón Romero, fue removido cuatro años después. Y Sofío convertido en diputado federal en la elección de 2009. Hoy, tras el abrupto deceso de Ángel Aguirre Herrera, el senador priísta-perredista, aspira a convertirse con la etiqueta de “candidato independiente”, en alcalde de Acapulco. No entiende que su fuerza política ya está diezmada considerablemente. Y que la alcaldía es una puerta muy difícil de abrir para él. Sobre todo, por su voto a favor del gasolinazo. Pero el poder es adictivo. No lo deja ver bien. 2.- El diputado federal perredista, David Jiménez Rumbo, se ahogó con los mismos líquidos envenenados absorbidos por la tribu los chuchos de Nueva Izquierda. Su función en Guerrero, se ha limitado a ser oposición de coyuntura. Es decir, cuando no logra acuerdos con el gobernador en turno. Pero generalmente los ha conseguido. Y gracias a ello se ha forrado de billetes. Sus negociaciones en lo oscurito, le han  permitido amasar una fortuna considerable. Al igual que su compadre, el dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, es próspero empresario de escuelas privadas en Acapulco. Y hoy, sabedor de las crisis perredistas y de su propia debilidad al interior de las tribus, trasciende que también estaría ofertándose como “aspirante independiente” a la alcaldía de Acapulco. El punto es que David ya dio todo. Como Peña Nieto, el gasolinazo es su punto vulnerable. Porque lo aprobó con su voto en el Congreso de la Unión. Pero el poder como las drogas, lo ciega. 3.- Finalmente, el “senador independiente”, Armando Ríos Piter, asume estar listo –ahora sí y no como en 2015 cuando se bajó del ring en la pelea por el gobierno estatal-, para disputar la presidencia del país. Echó pestes contra los partidos políticos. Pero no dice cuáles serán sus fuentes de financiamiento para la campaña presidencial. Tampoco de sus oscuras negociaciones con los chuchos de NI. Evade también admitir que es un aliado político soterrado del presidente Peña Nieto, al aprobar con su voto en el Senado, la Reforma Energética que abrió paso a la privatización de la industria petrolera del país. Y al gasolinazo de enero pasado que lesionó considerablemente, la economía popular. Ni Sofío ni David ni Armando, tienen posibilidades de montarse de nuevo en el poder. Como los alacranes, solitos se aguijonearon. Y el gasolinazo los quemó.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Como evalúa tener ya resuelto el problema de la basura, el edil priísta de la capital, Marco Antonio Leyva Mena, es apuntalado inútilmente, por el dirigente de la CNC, el figueroísta Edel Chona Morales. El colmo del absurdoes que lo invita como ponente de un diplomado en Gerencia Electoral. Y el edil aborda el tema “Experiencias de Gobierno”. Pero la única experiencia de Leyva Mena, es risiblemente no saber gobernar.