ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

14 de marzo de 2017

Ejecutan a tío y sobrino

Tras persecución y balacera en la “Francisco Villa”…
Ejecutan a tío y sobrino
*  Albañil y limpia-parabrisas, las víctimas
Tras persecución y balacera hombres armados que se desplazaban en al menos dos motocicletas dieron muerte a dos personas la noche de este domingo en la colonia “Francisco Villa”; las víctimas fueron identificadas como Eliseo Tinoco Vargas, de 53 años de edad, con domicilio en la “Francisco Villa”, y su sobrino David Calderón Tinoco, de 27 años, limpia-parabrisas vecino de la colonia “Tamarindos”. (Fotos: EDDLT).

Agencias

Hombres armados que se desplazaban en motocicletas, persiguieron y ejecutaron a balazos a tío y sobrino, de ocupación albañil y limpia-parabrisas, respectivamente, anoche en la colonia popular “Francisco Villa” de esta ciudad.
Los hechos violentos fueron reportados poco antes de las 8 de la noche de ayer domingo al número de emergencias 911.
Según los reportes ciudadanos, la persecución inició en la colonia “15 de Septiembre” y concluyó con la ejecución de ambos en la colonia “Francisco Villa”.
Versiones de testigos indican que los dos hombres fueron perseguidos por sujetos armados que viajaban en, al menos, dos motocicletas. Tras asesinarlos, los victimarios se dieron a la fuga con rumbo desconocido.
Fue en la calle Vicente Guerrero de la “Francisco Villa”, donde los presuntos sicarios alcanzaron y acribillaron a balazos al primero de sus víctimas, en este caso David Calderón Tinoco (a) El Deyvi, de 27 años de edad, de ocupación limpia-parabrisas, con domicilio en la calle Mangos No. 6 de la colonia “Tamarindos”.
Una cuadra más adelante, sobre la calle Bandera Nacional, cayó su tío, Eliseo Tinoco Vargas, de 53 años de edad, de ocupación albañil y pintor, con domicilio en la calle Vicente Guerrero de la misma colonia “15 de Septiembre”.
Personal de la fiscalía acudió al lugar de los hechos, donde se aseguraron 18 cascajos percutidos calibre 9 milímetros, ordenándose el traslado de los cuerpos al servicio médico forense, donde más tarde fueron reclamados por sus familiares para darles cristiana sepultura.